Mi experiencia con los alumnos repetidores

Los últimos cursos comienzo con una buena intención: que la atención a las personas supere a la dedicación a los papeles y a la burocracia.

Sin embargo, el balance final de estos años, es que el “papeleo” y otras tareas que se me encomiendan, terminan venciendo a atender a las personas: los alumnos, a las familias, a los profesores…

La experiencia de Jesús Jarque de intervención con los alumnos que repiten curso

Como sabes, trabajo como orientador en un Colegio Público de Infantil y Primaria. Y este curso he querido comenzar con una nueva actividad que veía necesaria y que ahora te cuento en esta entrada.

Entrevista inicial con los alumnos repetidores

En esa lucha por ganar la partida a la burocracia, al papeleo o a lo que no tiene nada que ver con la orientación educativa (desde mi punto de vista) este curso he querido comenzar fuerte.

Me he propuesto mantener una entrevista individual con cada uno de los alumnos repetidores, en la primera semana de curso. Este año era un número considerable.

He necesitado algo más de una semana porque han faltado algunos, pero lo he podido hacer en los primeros días de clase.

La entrevista

Con cada uno he mantenido una entrevista individual en mi despacho. Los alumnos del colegio en el que trabajo, están acostumbrados a que hable con ellos, por tanto, no suele sorprenderles que los llame.

Una vez que tomamos contacto inicial y les pregunto por las vacaciones, en la entrevista les pido que me hablen de cómo se tomaron el hecho de repetir en el mes de Junio, qué explicación le dieron sus profesores y cómo se lo tomaron sus padres.

Emociones al empezar el curso

En otro momento de la entrevista, les pregunto sobre cómo se han sentido en esos días primeros de clase y cómo afrontan este nuevo curso.

Siempre procuro que ellos hablen más que yo, se trata de que ellos hablen y yo escuche.

Una segunda oportunidad

Cuando me toca intervenir, mi mensaje trata de ser de ánimo y un revulsivo: “esta es una segunda oportunidad para ti. Pon el contador a cero y aprovéchala desde el primer momento”.

Hay otros mensajes que trato de transmitirles:que son modelo para sus compañeros, que elaboren cuanto antes un horario de tarde o que mantengan desde el primer momento atención e interés en clase.

Se trata sobre todo de que ellos hablen, y yo escuche

También les pregunto si necesitan ayuda en alguna asignatura: algún tipo de refuerzo o apoyo.

¿Qué podemos hacer por ti?

He visto que todos se sorprenden ante la pregunta final que suelo hacerles:

“¿Hay algo que nos quieras pedir a los profesores que podamos hacer por ti?”

Debe ser que les pilla de sorpresa la pregunta que casi ninguno ha respondido. Solo alguno más avispado que ha dicho: “ahora no se me ocurre nada, pero si me acuerdo… te lo diré”.

Sensaciones comunes

Aunque no voy a revelar lo que los alumnos me han comentado, sí hay tres mensajes que casi todos los repetidores han coincidido:

Que el primer día sentían vergüenza de estar con niños más pequeños y separados de sus antiguos compañeros.

Que se han sentido acogidos por los nuevos compañeros y profesores.

Que se toman la repetición como una segunda oportunidad.

El acompañamiento personal en la escuela

Esta actuación se podría denominar de una manera muy rimbombante, y si se le pone un nombre en inglés mejor todavía. Incluso constituir un programa con muchos folios y palabrería… A lo mejor debería hacerlo… pero ya he dicho que quiero atender a las personas, y si me pongo a escribir programas y proyectos… no me da tiempo.

Es necesario que escuchen palabras sensatas, de aliento y de éxito

Hace tiempo que sé el valor que tiene el acompañamiento personal de los alumnos, también en Primaria. Que ellos tengan la oportunidad de hablar con un educador, de ser escuchados y de recibir palabras sensatas, de aliento y de éxito, siempre es efectivo.

Algo “extraoficial”, pero necesario

Sé que este tipo de intervenciones están fuera de las líneas de actuación de la orientación educativa en los centros escolares. Está fuera del modelo “oficial” de la orientación.

Estoy seguro que muchos compañeros orientadores tampoco compartís esta forma de actuar. Forman parte de eso que, despectivamente se llama “modelo clínico”. Pero, sintiéndolo mucho, mientras “mis jefes” no me lo prohíban, yo voy a seguir haciéndolo.

Pedí autorización para hacerlo en la CCP de mi centro y me animaron a realizarlo, como tantas otras cosas.

Pero lo veo necesario y prioritario a otras actuaciones que, forman parte de nuestros “ejes de actuación”.

Quiero seguir en esta línea

Voy a continuar con este tipo de actividades. No será la única, porque tengo otras tareas que cumplir: la atención a los alumnos con necesidades especiales, la evaluación psicopedagógica, la atención a las familias, la atención a los profesores… y tengo que abordar la elaboración de los nuevos Planes de Trabajo que, sinceramente, no sé cómo lo vamos a poder hacer.

Pero quiero continuar con esta atención personal a los alumnos, no solo a los repetidores, sino a todos los alumnos posibles. Los problemas emocionales de mayor o menor gravedad, están más extendidos de lo que pensamos. Y además, todos son destinatarios de palabras de éxito y de crecimiento personal.

¿Quieres hacerlo tú también?

Esto va dirigido a los orientadores y orientadoras que sí compartís esta forma de actuar, a cualquier tutor y educador.

¿Por qué no lo haces tú también? Informa a tu equipo directivo y ponte manos a la obra. Acoge a ese alumno o alumna repetidor: escúchale y habla con él, ¡así de fácil!

“Escúchale y habla con él: ¡así de fácil!”

Espero que a lo largo del curso, los papeles, la burocracia, las estadísticas, no me ganen la partida y lo primero, sean las personas.

Ya os iré contando.

Jesús Jarque GarcíaAutor: Jesús Jarque García Pedagogo, Máster en Psicología y Gestión familiar y Máster en Coaching Pedagógico y Educacional. Orientador en Educación Infantil y Primaria. Autor de numerosos libros relacionados con las pautas educativas, la pedagogía y dificultades de aprendizaje. Ponente en cursos y charlas a profesores y familias

4 respuestas a “Mi experiencia con los alumnos repetidores

  1. GEMA OÑATE FERNÁNDEZ 25 25+01:00 septiembre 25+01:00 2019 / 18:08

    Me ha encantado la idea!!

    A por ella

    GRACIAS

  2. Elsa 3 03+01:00 octubre 03+01:00 2019 / 20:36

    Hola Jesús, comparto contigo la idea, muchos de nuestros alumnos asisten a la escuela con mucha carga emocional y afectiva , no soy orientadora pero desde mi quehacer, he tenido la oportunidad de apoyar a los alumnos y no solo a los repetidores o con NEE.
    Me encanta la propuesta que realizas.
    Gracias por compartirlo!!!

    • Jesús Jarque 3 03+01:00 octubre 03+01:00 2019 / 21:01

      Muchas gracias Elsa, me alegro de que te guste. En estos días la estoy extendiendo a más alumnos del centro.

  3. Macarena García Heredia 4 04+01:00 octubre 04+01:00 2019 / 13:54

    Jesús, me encanta la idea y me encanta tu filosofia de la orientación.
    Yo con respecto al alumnado repetidor daría un paso más, a finales del curso en que se toma la decisión, ya poder mantener una entrevista con el alumnado, incluso que conociese la clase en la que va a estar. Entiendo que esta opción no siempre es posible

¿Me cuentas lo que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.